EL CAMPO VENEZOLANO



"SI EL CAMPO CRECE, TODO EL PAIS CRECE, SI AL CAMPO LE VA BIEN, A TODA VENEZUELA LE VA BIEN"

28 jun. 2016

Productores vigilan en grupo las fincas de Rosario de Perijá

El robo del ganado, de equipos, de materiales agropecuarios, vehículos y hasta el de la comida destinada para alimentar a los trabajadores de las fincas supera el récord de inseguridad en menos de un año. Tras el descuartizamiento de vacas y los atracos en la carretera, los productores se organizaron para vigilar y hacer rondas en los predios de Rosario de Perijá.
La Verdad

El robo del ganado, de equipos, de materiales agropecuarios, vehículos y hasta el de la comida destinada para alimentar a los trabajadores de las fincas supera el récord de inseguridad en menos de un año. 
Tras el descuartizamiento de vacas y los atracos en la carretera, los productores se organizaron para vigilar y hacer rondas en los predios de Rosario de Perijá.
Ayer reunidos en Fegalado, representantes de Ugavi, Agadu, Upsajop, Gadema y Ugalab coincidieron en la emergencia por la inseguridad que azota la subregión de Perijá. 
La carretera Maracaibo-Machiques se convirtió en el centro de operaciones de la delincuencia que acata las unidades de leche y carne.
Más de 400 personas afectadas en un año, es la cifra que estimó Jorge Núñez, presidente de Gadema, al recordar los asaltos de grupos armados en la troncal. 
Lo grave es que ahora apunta a las vacas. 
“Hacen cortes como de bisturí” a las reses que descuartizan para robar las carnes, agregó Carlos Sandoval, presidente de Ugavi. 
El efecto de la inseguridad pone en peligro la producción alimentaria. Isidro Rincón, presidente de Agadu, recalcó que hay una “anarquía” que apunta a “todos” los niveles de la sociedad. Toca hasta instituciones públicas.
Núñez criticó que las consecuencias golpean la capacidad de recuperar la ganadería. Resaltó que el consumo per cápita bajó de 25 kilos a nueve kilos. 
Y ahora se suma la “amenaza de inspecciones” a fincas en seis estados, lamentó Gerardo Ávila, directivo de Fegalago. 
Son actuaciones del Inti que suenan a más complicaciones que incentivos. 
Desde las asociaciones de productores se cuestionó que mientras hay inflación, inseguridad, descuartizamiento de reses, las fiscalizaciones llegan sin responder a la demanda de revisión de precios. 
“Preocupa que no se haga actualización del precio de la carne”, destacó Ávila en el encuentro donde prevalecieron las denuncias de ataques a las unidades de producción de alimentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario