EL CAMPO VENEZOLANO



"SI EL CAMPO CRECE, TODO EL PAIS CRECE, SI AL CAMPO LE VA BIEN, A TODA VENEZUELA LE VA BIEN"

22/4/2014

El consumo retrocede en primer trimestre del año

Escasez e inflación marcaron el mercado en los primeros meses de 2014.
Muchos productos no llegan a las redes de distribución públicas y privadas
Gabriela Iribarren   El Mundo
Todo indica que durante los tres primeros meses del año, el comportamiento del consumo nacional se contrajo más de lo que se esperaba. 
Las cifras definitivas u oficiales aún no han salido a la luz pública, pero Luis Vicente León, presidente de la empresa Datanálisis, estima que la caída del consumo entre enero y marzo de este año, no será menor de 5%. “Aún no tenemos las cifras duras”. 

Al cierre de 2013, Datanálisis proyectaba un estancamiento o una caída de 1% en el consumo para el primer trimestre de 2014. “Estimábamos un estancamiento o una caída cercana a 1%, como consecuencia de la caída del ingreso real de la población”, dijo. 

Pero los cálculos, en esta ocasión, se quedaron cortos. “Este año el proceso inflacionario en todos los bienes y servicios ha sido sumamente alto; además, las empresas -públicas y privadas- atraviesan por serios problemas de inventario”, por lo que se acentúan las dificultades de escasez en varias áreas.
Gobierno volverá a inspeccionar locales el 25 de abril
El anuncio fue hecho por el presidente Nicolás Maduro

El presidente Maduro dio por iniciada la ofensiva económica con las medidas anunciadas esta noche | Captura VTV


En su programa “En Contacto con Maduro”, el presidente Nicolás Maduro anunció una nueva inspección a locales comerciales a partir del 25 de abril. Esta medida está contemplada dentro de la nueva ofensiva económica, precisó el jefe de Estado.
En transmisión en vivo en VTV, el jefe de Estado dijo: “Vamos a iniciar, dentro de esta ofensiva global de producción, abastecimiento y precios justos (…), con varios miles de inspectores, una jornada nacional de inspección a todos los establecimientos comerciales del país para el cumplimiento de la ley de precios justos y para que respeten los precios de los productos de primera necesidad para el pueblo de Venezuela. El 25 de abril”.

Ofensiva económica se iniciará en mataderos y mercados

Para este martes 22 de abril está pautado el inicio de un plan de fiscalizaciones que buscará producir más e incrementar el abastecimiento "a todos los niveles", según dijo anoche el Presidente Maduro.


imageRotate
El Universal

La "ofensiva económica" se iniciará este martes con las inspecciones a mataderos y supermercados que se realizarán a lo largo del día.

En la agenda oficial está pautada para esta mañana la inspección a la procesadora de carnes Fitca, en Turmero (Aragua), así como al supermercado Central Madeirense, en el Centro Comercial La Hacienda en Guarenas (Miranda), según indica la agencia de noticias AVN en su agenda.

Anoche el Presidente Nicolás Maduro señaló que el operativo se trata de "una nueva ofensiva económica para producir más, producir mejor, destrabar todos los mecanismos inducidos o que existan que impidan la producción en el país", al tiempo que agregó el "abastecimiento pleno a todos los niveles" y  el establecimiento de "precios justos" como ejes de esta medida.

Esta es la segunda fase de un plan de fiscalizaciones que se aplicó por primera vez entre los meses de noviembre y diciembre del año pasado, el cual se concentró en tiendas de electrodomésticos, ropa y autopartes, entre otros rubros.

Maduro: Ofensiva económica girará en torno a tres ejes

La medida se basará en la producción, abastecimiento y precios justos.


imageRotate
REYES THEIS |  EL UNIVERSAL

El presidente de la República, Nicolás Maduro, afirmó anoche que la nueva ofensiva económica que será lanzada hoy por su Gobierno buscará impulsar el desarrollo económico del pueblo y del país enfocándose en tres ejes fundamentales producción, abastecimiento y precios justos.

Indicó que esta nueva ofensiva económica girará en torno a tres ejes fundamentales: producción, abastecimiento y precios justos.

"Debemos producir más y mejor para destrabar todos los mecanismos inducidos o creados que impidan la producción en el país a todo nivel. En segundo lugar, el abastecimiento, porque hay que terminar de desmontar los mecanismos de la guerra económica, ya que siguen funcionando", explicó.

El tercer objetivo, agregó, apunta a la garantía de los precios justos, porque "se ha desatado en algunos rubros la locura del capitalismo especulador y parásito que pretende aumentar su riqueza robando y metiéndole la mano en el bolsillo a la clase media".

"La nueva ofensiva económica debe llevar a la prosperidad del pueblo, del país (...) En el neoliberalismo se habla de crecimiento, pero el crecimiento de quién, ¿cuál es el crecimiento de esa economía? Crecen los que siempre han tenido y no los que nunca tuvieron", expresó desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, tras una reunión sostenida con el canciller chino, Wang Yi.

Tras el encuentro, Maduro aseguró que la meta de su administración es exportar un millón de barriles diarios de petróleo a China y afinar alianzas en materia tecnológica

Afirmó que las relaciones con China se basan en una alianza que busca acabar con la hegemonía de las viejas potencias imperiales como las que consideraban a Latinoamérica su "patrio trasero".

"Vamos avanzando hacia la construcción de una alianza estratégica civilizatoria, profundamente humana que acabe con la época de las potencias hegemónicas que sometieron a nuestros países", expresó.

Indicó que la relación energética con China ha permitido la creación de "mecanismos y fondos de financiamientos" que le han permitido a Venezuela abordar tareas del desarrollo económico. 

"Hoy por hoy hemos establecido con China una alianza estratégica civilizatoria, profundamente humana que va cabalgando sobre dos corrientes de la nueva época histórica", aseveró.

Indicó que del primer encuentro del Foro de Cooperación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac)-China, que se instalará próximamente, "saldrá una agenda de paz, de relacionamiento de iguales, de respeto entre los Estados".

La instancia se establecerá este año en Pekín, capital de China, con la participación de los miembros de la instancia latinoamericana.

El canciller chino Wang Yi, señaló ayer -luego de su encuentro con su homólogo venezolano Elías Jaua-, que su país se encuentra "atento a la evolución de la situación en Venezuela".

"Confiamos en que los distintos sectores de Venezuela puedan partir de los intereses fundamentales de esta nación e insistir en la solución por la vía del diálogo político a las discrepancias existentes, en el marco legal", declaró Yi.

El diplomático chino dedicó una parte importante de su declaración ante la prensa para aclarar la posición de su Gobierno respecto a la convulsionada situación política venezolana, afectada por protestas desde febrero.

"Confiamos en la capacidad e inteligencia del pueblo venezolano en resolver en forma inteligente y autónoma los problemas", indicó y expresó su convicción porque Venezuela reciba en un futuro "mayor unidad, estabilidad y desarrollo".

Recordó que se cumple el 40 aniversario de las relaciones diplomáticas entre ambos países y manifestó el apoyo chino al socialismo del siglo XXI que impulsó el fallecido presidente Chávez.
Denuncian fallas como arroz en azucareras del Estado
Los centrales aportaron 22,6% de la demanda del país.
Ileana García Mora | ÚN 
2013 fue otro año de trabas operativas y conflictos laborales para los centrales azucareros estatales. 

Altas nóminas, fallas en las reparaciones, problemas en las calderas y paradas inesperadas, son los denominadores comunes en las denuncias de los trabajadores consultados.

Hay casos como el del Central Santa Clara (Yaracuy), que puede operar con 600 trabajadores en zafra, pero que hoy tiene más de 1.200 trabajadores, o el Central Venezuela (Zulia), que puede operar con 600, pero tiene 900, comentaron.

Otros, como el Central Pío Tamayo (Lara) trabajan al 25% de su capacidad por fallas en las maquinarias. Este puede moler 2.400 toneladas de caña al día pero no llega a mil por las paradas, dice Reinaldo Bastidas, directivo del sindicato. 

El Central Ezequiel Zamora no logra que las inversiones hechas den los frutos esperados: puede procesar 7.000 toneladas al día, pero “con esfuerzo” muele 2.000 toneladas al día, dijo José Miguel Zerpa, dirigente del sindicato.

Antes de su expropiación en 2010, el Central Santa Elena molía 900.000 toneladas de caña. Pero la producción ahora solo llega a casi 600.000 toneladas. Historias similares se repiten en el Cumanacoa, Cariaco, Táchira y Motatán.

Los problemas de años llevaron al Ejecutivo tomar decisiones, y en octubre de 2013 se publicó el decreto N°474 que ordenó liquidar la CVA Azúcar. 

La idea del decreto era “arreglar” los problemas jurídicos y financieros de las empresas y “liquidar a todo el personal, inclusive a los que trabajan en las plantas” en función de la Ley del Trabajo, expresó el general Wilfredo Silva, presidente de la Junta Interventora de la CVA Azúcar en entrevista con el Correo del Orinoco. 

Aunque Silva dijo que la mayoría se mantendría en su puesto de trabajo, ratificó que era necesario adecuar las nóminas de las plantas a sus requerimientos. 

Los obreros explican que desde diciembre de 2013 se iniciaron los despidos. Serían unas 600 personas que perdieron  el empleo. Por ello hoy irán al Ministerio de Trabajo para pedir un pronunciamiento sobre el caso y exigir la renuncia de Silva.

 No suben su aporte.Todas estas fallas impiden que los centrales del Estado aumenten su aporte de azúcar al mercado local, que hoy sufre escasez.

En 2013, los 10 ingenios públicos molieron 1.741.649 toneladas de caña que se convirtieron en 118.301 toneladas de azúcar, según la Federación de Asociaciones de Cañicultores de Venezuela (Fesoca). A diferencia de otros años, el Ministerio de Agricultura no informó en su memoria el desempeño de sus centrales en 2013.

Cifras de Fesoca  reflejan que los estatales procesaron 26,75% del total de caña y 22,6% del azúcar del país. Las seis industrias privadas molieron 73,26% de todas las cañas y 77,40% del azúcar. 

En total, Venezuela produjo 523.349,99 toneladas de azúcar, que cubren 44% del consumo. El Instituto Nacional de Estadística indica que en 2013 se importaron 700.079 toneladas. 

Fesoca atribuye la escasez a irregularidades en las empaquetadoras de azúcar. “Ahí falta supervisión”, dijo su presidente, José Ricardo Álvarez. En 2013, el viceministro Rafael Coronado dijo: “A la fecha  no se conoce de alguna investigación de estas irregularidades”.  

“Debemos cambiar la visión de un país importador por uno productor de alimentos”

Antonio Pestana, presidente de Fedeagro, afirmó que no es buena señal amenazar con intervenciones a fincas y a la propiedad privada.

Al presidente de Fedeagro le preocupa que haya empresas que solo trabajan con importaciones | Foto Omar Véliz / Archivo
KATIUSKA HERNÁNDEZ    EL NACIONAL      Ver Video Completo.

Los productores agrícolas son optimistas, creen que este año hay suficientes señales para cumplir las expectativas de siembra en varios rubros alimenticios. Sin embargo, advierten que la escasez no se resolverá de la noche a la mañana. 
El presidente de Fedeagro, Antonio Pestana, considera que es negativo que se continúen con las intervenciones de tierras productivas. Alerta que el país no puede seguir invirtiendo tantos recursos en importaciones mientras hay una capacidad agrícola nacional que requiere de insumos, repuestos y maquinaria. 
El gremio agropecuario analizará la situación del sector en la Asamblea Anual de Fedeagro, que se realizará en Valencia el 24 de abril.
—¿Cuál es el balance luego de un año en la presidencia de Fedeagro?
—En este primer año en Fedeagro nos impusimos algunos retos y hemos encontrado unión entre los distintos gremios y asociaciones regionales. Fedeagro no es presidencialista, cualquier director puede representarnos. Este fue un año difícil en cuanto a la situación del sector. 
Durante muchos años se fue deteriorando la capacidad importadora de agroquímicos, la productividad y la disponibilidad de repuestos, tractores, cosechadoras, entre otros. Las condiciones en abril de 2013 eran las más desfavorables que podíamos conseguir. 
Prácticamente 2013 fue un año relativamente bueno en comparación con 2012, comenzamos un rebote. Quizás no con el ritmo que deseábamos, pero dejamos de caer en varios rubros y en medio de condiciones climáticas adversas. 
Aún no estamos en los niveles de producción de 2007 cuando se lograron varios records en rubros estratégicos, pero de abril de 2013 a abril de 2014 podemos decir que dejamos de caer.
—¿Ha funcionado el diálogo entre el gobierno y los productores?
—Se ha mantenido un diálogo fluido con el respeto mutuo, pese a las diferencias. Hay que aclarar que siempre hemos dialogado con el gobierno y el ministerio del área, no por esta coyuntura de las mesas de paz, sino desde antes. 
Se reconocen y se respetan las diferencias. Hemos trabajado para solucionar los problemas que tienen los productores. Creo que el sector que ha dado ejemplo de diálogo es el agrícola. No solo con ministros, sino también con gobernadores y alcaldes. 
La Venezuela productiva la tenemos que construir todos, no exclusivamente un ministro, un alcalde o Fedeagro; es un compromiso de todos.
—¿Cuáles son los logros concretos de ese diálogo?
—Tuvimos muchos años sometidos a precios por debajo de los costos de producción. El año pasado se reconocieron algunos aumentos de precios en alrededor de 82% de los rubros controlados. Eso permitió recuperar la capacidad económica. 
Tuvimos precios más cercanos a los costos. El otro aspecto es que se han construido puentes con los productores e importadores de agroquímicos, con la industria procesadora y el Ministerio de Agricultura, que nos han permitido hacer alertas tempranas cuando hay dificultades en algunos insumos o en la colocación de las cosechas. 
Nos hemos visto como una cadena y no como un solo eslabón. Aunque se aprobaron subsidios para varios rubros, logramos que no se ejecutaran como en años anteriores, cuando muchos agricultores tuvieron que pagar comisiones. 
Así que diseñamos un esquema que permitió que se haya pagado a los agricultores más de 96% del subsidio en rubros como el maíz. El desempeño del pago del subsidio no es totalmente satisfactorio, pero se mejoraron las condiciones en comparación con otros años.
—¿Fue una solución el subsidio? 
—El subsidio es un mecanismo que utilizó el gobierno para favorecer al consumidor y no al productor. Los agricultores no deseábamos el subsidio, queríamos y queremos que el ingreso sea exclusivamente por la vía de los precios. 
Entendemos la situación de la inflación porque también somos consumidores. Por eso le pedimos al gobierno que se apliquen estos subsidios con eficiencia para que recibiéramos el pago a tiempo. Hubo muchos errores en el camino y por ello Fedeagro se opuso este año al subsidio para el arroz. 
Si finalmente el gobierno no puede desmontar el subsidio, a pesar de todos los argumentos que hemos esgrimido, pedimos que no haya traumas como en el pasado. Una de las opciones es que el subsidio se pague a la industria, es decir, que cuando el agricultor coloque el arroz, la industria reciba el pago completo y sea el gobierno el que se entienda con la industria, como ocurrió con la caña de azúcar. 
El gobierno prometió que el subsidio para el arroz será hasta finales de julio y para la próxima cosecha habría un nuevo precio. En el caso del maíz, nos aseguró el ministro Yván Gil, que no habría subsidio sino un precio para la próxima cosecha.
—¿Sí se ha logrado crecer en algunos rubros por qué sigue la escasez de alimentos?
—El sistema productivo se ha deteriorado año tras año y corregirlo no será fácil, ni se hará de la noche a la mañana. Llegamos a una producción bastante baja con la situación de escasez de maquinaria y pocos insumos. 
A esto se debe sumar el problema del contrabando de insumos, rubros y alimentos. Esto lo planteamos en la Comisión Presidencial Agroalimentaria. Los mayores volúmenes de contrabando no se van por las trochas ni por los caminos verdes, sino por los puentes. 
Por eso el llamado es a los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana para que cierren la salida de camiones con alimentos. Ojalá que con medidas que frenen el contrabando de rubros agrícolas, además de las conversaciones que permanentemente tenemos para solventar la falta de insumos, este año podamos subir otro escalón en el crecimiento de la producción agrícola.
—¿Este año existen las condiciones para que crezca la producción agrícola?
—Existe el estímulo porque en 2013 los agricultores pudimos recuperar un poco nuestro ingreso. Los rendimientos por hectárea fueron alentadores y en este momento hay un estímulo para sembrar. 
Esperamos que las necesidades de insumos, agroquímicos y repuestos sean satisfechas y se cumplan las expectativas de siembra y podamos convertir esos rubros en alimentos. Tenemos una pequeña parte de los repuestos en el país y otros que vienen en camino. 
No sé si lleguen a tiempo, pero lo peor que podemos hacer es renunciar a la posibilidad de creer que tendremos todos los insumos necesarios para sembrar.
—El Ministerio de Alimentación anunció un plan masivo de importaciones, ¿cuál será el impacto para la producción agrícola interna?
—Se le pidió una reunión al ministro de Alimentación para concertar la política de importaciones. Se nos informó en la Comisión Presidencial Agroalimentaria que habría una reunión mensual para analizar este tema. 
Hay organizaciones agroindustriales que solo se dedican a procesar rubros importados. Hay que motivar a estas empresas a que tengan una cuota de productos nacionales para que se incremente la siembra y la cosecha. 
Nos preocupa que el presupuesto del Ministerio de Alimentación esté enfocado en las necesidades de importación y no en lo que los productores agrícolas necesitan para cultivar. En lugar de inyectar recursos para importar, se deben dar más recursos a proyectos para producir en el país. 
Debemos cambiar la visión de un país importador por uno productor de alimentos. Más insumos, más tecnología en el país. Debemos tener una visión de país para sustituir las importaciones.
—El gobierno anunció la nacionalización de tractores que estaban represados en las aduanas.
—Se nacionalizaron los 950 tractores, pero eso es la quinta parte de lo que se necesita año tras año. Tenemos que agilizar la aprobación de nuevas licencias de importación para que sigan viniendo tractores. 
La mejora del campo venezolano no se dará de un año a otro, pero debemos comenzar a hacerlo progresivamente. Necesitamos alrededor de 617 millones de dólares en importaciones de tractores, repuestos, implementos y cosechadoras. 
Esto es para renovar la capacidad que tenemos y echar a andar gran parte de la maquinaria que hemos canibalizado, porque hemos tomado piezas de algunos tractores para arreglar otros. 
Se requieren 4.800 tractores cada año.
—¿Qué opina del plan de centralizar todas las importaciones en Agropatria?
—Ese no es el mecanismo ideal; sin embargo, con el deterioro tan grande de la maquinaria agrícola y los obstáculos que se presentaban para importar con todos los permisos, la vía de las importaciones temporales por Agropatria es una salida alterna y temporal, que es aceptable en este momento.
—El gobierno insiste en la intervención y rescate de tierras.
—Una mala señal que se le da al sector agrícola es continuar con las amenazas de intervenciones a las fincas y a la propiedad privada. Hemos dicho que jamás apoyaremos las expropiaciones de tierras productivas. 
Ahora si se detectan problemas de esclavitud –que honestamente no los he visto–, y otro en casos de ociosidad, sí aplica el rescate. Pero nuestro planteamiento es que si tenemos un país con 75% del potencial de tierra agrícola aún sin desarrollar, la idea es sumar y multiplicar áreas a la producción agrícola, y no restar fincas a la actividad. 
Proponemos que esas tierras baldías se sumen y dejar las amenazas. El mensaje que debemos dar a los agricultores en esta materia es reconocer aquellos casos en los que hubo afectación de tierras, y llamarlos y devolverles sus fincas. 
Este no es el momento para amenazar a los productores con nuevas intervenciones. Cuando se generan estos anuncios se afectan las expectativas de siembra, porque los agricultores temerosos no se endeudarán, ni harán esfuerzos si temen que les quitarán las fincas.
Aumentan subisidio del arroz en 120 %

Aumentan subisidio del arroz en 120 %
OA / Globovisión      Ver Gaceta Oficial 40.395, Subsidio al Arroz 2014.


El Gobierno aumentó a Bs. 4,70 por kilo el subsidio a los productores venezolanos de arroz paddy, según la Gaceta Oficial Nº 40.395 que circula este martes. 

Esto supone un incremento de 120 % puesto que, para agosto de 2013, el pago para esta actividad era de Bs. 2,13. De esta manera se oficializa el precio del subsidio que había sido anunciado por el ministro de Agricultura y Tierras, Yván Gil, a finales del mes de marzo. 

Gil dijo que esta medida protegerá al consumidor y al productor. "Para este ciclo hemos recuperado la rentabilidad del rubro arroz y mantenemos crecimiento", acotó en ese momento. 

Los productores que hayan arrimado sus cosechas desde el 1 de enero hasta el 30 de julio de 2014 son los que podrán optar por este nuevo precio del subsidio. Para ello deberán consignar una carpeta con una serie de documentos para realizar la solicitud. 

El ministerio de Agricultura y Tierras será el órgano gubernamental encargado de realizar el pago a los productores.