EL CAMPO VENEZOLANO



"SI EL CAMPO CRECE, TODO EL PAIS CRECE, SI AL CAMPO LE VA BIEN, A TODA VENEZUELA LE VA BIEN"

25 jun. 2016

“Carnicería Exprés”: Vandalismo o Hambre

WernerGutiérrezFerrerVersionFinal

Werner Gutiérrez Ferrer  Versión Final


La ganadería zuliana atraviesa la peor crisis vivida en los últimos 60 años. 

Nunca antes habíamos visto disminuir a niveles tan alarmantes esta actividad económica construida gracias al sacrificio de varias generaciones que asumieron como compromiso de vida, la noble labor de producir carne, leche y queso para su pueblo.
Diversos factores se han unido para llevarnos a este punto crítico, la aplicación de un modelo económico-agrícola anacrónico e ineficiente surge como la principal causa. 

Pero no podemos dejar de lado los efectos negativos de la inseguridad reinante en las zonas productoras sembrada por grupos irregulares bajo la mirada complaciente de los cuerpos de seguridad.
Dentro de este factor debemos mencionar el contrabando de extracción de reses adquiridas por agentes de la Farc-ELN en complicidad con agentes venezolanos, para ser llevadas hacia Colombia, operación que según algunos entendidos pudiese alcanzar ya el millón de cabezas de ganado trasladadas hacia el vecino país. 

Igualmente debo resaltar el robo de ganado llevado por trochas para ser vendido en tierras neogranadinas.
Se calcula que durante al pasado año más de 4.000 cabezas pudiesen haber sido sustraídas de nuestras unidades de producción, y en el presente mes, en solo un fin de semana, 350 reses fueron robadas de tres fincas del Municipio Machiques. 

Pero hoy el Zulia reacciona con asombro ante un hecho que aleja aun mas de sus hogares la carne y leche, el fenómeno que la periodista Ginette Ochoa ha denominado como “carnicería exprés”, que no es otra cosa que el descuartizado por parte de grupos hamponiles de los animales en los potreros de Machiques y Rosario de Perijá amparados bajo la oscuridad de la noche, para sustraer los mejores cortes de carne.
Ha surgido la duda válida ante este hecho, si es una modalidad del hampa para obtener ingresos económicos, o es que realmente el hambre de nuestro pueblo ha llegado a niveles tan alarmantes que hemos comenzado un proceso de “canibalismo” típico de sociedades bajo una terrible hambruna. 

Cualquiera sea el verdadero origen, no podemos quedarnos de brazos cruzados.
Desde Fedenaga, su presidente ha advertido que el sector que representa no “cederá ni un milímetro” en el reclamo de su derecho a producir alimentos para el pueblo dentro de nuestras fronteras. 

Mientras a nivel regional Fegalago impulsa acciones para exigir a las autoridades competentes el cumplimiento de su deber de resguardar los bienes y vida de los pobladores rurales, pero a su vez, junto a sus asociaciones Gadema y Ugavi, desarrollan acciones de patrullaje con los cuerpos policiales, que han permitido la captura de personas dedicadas al robo y hurto de ganado. 

Los actores del circuito agroproductor no renunciaremos jamás a la posibilidad cierta de continuar produciendo carne, leche y queso para nuestro pueblo “hecho en Venezuela”. ¡Sí se puede! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario