EL CAMPO VENEZOLANO



"SI EL CAMPO CRECE, TODO EL PAIS CRECE, SI AL CAMPO LE VA BIEN, A TODA VENEZUELA LE VA BIEN"

22 may. 2016

Ganaderos y empresarios piden abrir la frontera y divisas para importar materia prima para producir

Los presidentes de Fedenaga y Fedeagro, Carlos Albornoz (2do./izq.) y Simón Pestana (2do./der.), además del presidente de Asogata, Leonardo Figueroa (c). (Foto/Carlos Eduardo Ramírez)
Marina Sandoval Villamizar  la Nacion

La unión nacional de todos los sectores desde el Táchira para reclamar y “exigir” solución a la crisis general que vive el país, abrir la frontera y eliminar los controles, y divisas para importar la materia prima para producir, fueron algunas de las conclusiones del pleno ganadero “Franklin Brito”, organizado por los directivos de la Asociación de Ganaderos del Estado Táchira (Asogata), y que en la mañana de ayer se convirtió, dijo su vicepresidente, Edgar Medina, en un pleno de los diferentes sectores productivos de la entidad.
Y es que fue una reunión variopinta, como la calificó el dirigente Genaro Méndez en su intervención, debido a la representación presente, en la que no faltaron los máximos dirigentes empresariales: Daniel Aguilar (Fedecámaras Táchira), Gerardo Gamboa (Construcción), Prieto Cenicola (Aceta), Freddy Sandoval (Autopartes), Rafael Moreno Labrador (Asociación de Avicultores), Yuban Rosales (Federación Porcina del Táchira), Germán Duarte (Fedetransporte), Oscar Vivas Troconis (Colegio de Veterinarios), Raúl Casanova (UNET), además de los diputados tachirenses de la Asamblea Nacional Sonia Medina, Ezequiel Pérez, Gaby Arellano y Sergio Vergara, dirigentes de diferentes partidos políticos entre otras organizaciones civiles y sociales del estado.
El pleno tuvo entre otros invitados especiales a Carlos Albornoz, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), y Antonio Pestana, presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro),  y como final, además del documento para elevarlo al Gobierno nacional, una repartición de gallinas, pollos y cerdos hecha por los productores que no tienen con qué alimentarlos y se están muriendo. Dijeron que el jueves, a un granjero se le murieron de hambre doscientos pollos.
Además de los invitados especiales, hubo alrededor de setenta intervenciones de parte de quienes asistieron al pleno, realizado en los predios del gremio de ganaderos regional, y todos coincidieron en la falta de insumos y materia prima para producir así como la realidad que viven los consumidores, que tienen que hacer cola para comprar comida, la cual está escasa, a pesar de que se cerró la frontera “y el gobernador Vielma Mora aseguró que era para combatir el contrabando y la escasez, pero estas continúan”.
La reunión, cuyo eslogan fue “Por el rescate de la producción nacional”, fue bendecida por monseñor Luis Alfonso Márquez, obispo emérito de Mérida, quien hizo un llamado “a trabajar por el diálogo, la reconciliación y la paz, vivir en democracia y respetar la voz del pueblo que es también reconocer que se ha expresado en forma clara, pidiendo solución evidente a sus angustias y carencias. 
Nos preocupa la situación del cierre de la frontera con Colombia y sus consecuencias nefastas”, dijo el prelado citando los pronunciamientos de la jerarquía eclesiástica, para entre otras cosas clamar “porque no haya nadie perseguido, y apoyamos la promulgación de una ley de amnistía. 
Que Dios ilumine a nuestros gobernantes para que respeten las leyes de Amnistía y la Constitución”.
Leonardo Figueroa, presidente de Asogata, explicó que convocaron a todos los sectores productivos “porque la crisis de este país se agrava sin que las autoridades tomen medidas, no tenemos alimentos, medicinas, nuestro trabajo no se respeta a ningún nivel, y debemos unirnos todos y hacer nuestro aporte con ideas claras, sinceras de cómo vamos a salir de este atolladero y palear la situación”.
—Debemos estar unidos para el momento en que no sean tomadas en cuenta nuestras propuestas, salir a reclamar y levantar nuestra voz par que nos den la oportunidad de trabajar y producir y todos unidos llevemos este país adelante. Los diputados de la Asamblea Nacional cuentan con nuestro apoyo porque son los legítimos representantes del pueblo. 
Vamos a pedir un derecho de palabra ante la Asamblea y esperamos contar con el apoyo de todos.
Por su parte, Albornoz exaltó la necesidad del compromiso, “porque de lo que podamos hacer con el tema de la producción nacional, va a ser lo que van a tener los consumidores venezolanos mañana, la respuesta necesaria de los consumidores que hoy hacen cola de forma insólita como nunca había sucedido en el país y que dependen más que nunca de sus hombres y mujeres que están a lo largo y ancho del territorio nacional”.
Pidió un voto de confianza para Pestana, como miembro del motor agroalimentario, pues consideró que “no está prestado al gobierno sino al país, para tratar de conseguir lo que se necesitan y que se va a convertir mañana en el alimento para los venezolanos”.
Llamó a los consumidores venezolanos a que los apoyen, “porque todos tenemos que exigir de una vez por todas respuestas para la producción nacional y por Venezuela. 
¿Por qué no se puede crear una zona especial económica fronteriza para que podamos tener aunque sea las medicinas que necesitan los enfermos de todo el país? Vamos a buscar los mecanismos, sea cuales sean, para resolver el tema de los alimentos venezolanos, hoy vinimos a comprometernos y entre todos vamos a construir el país que nos merecemos”.
Pestana afirmó que en las sesiones del Consejo Nacional de la Economía, al igual que en el pleno ganadero, defendían a los 30 millones de venezolanos que están esperanzados en que el Gobierno y el productor de alimentos en el país puedan transitar un camino que signifique producir los alimentos que tanto se necesitan, pues considera que en diálogo se resuelven las cosas, pero aclaró: “no soy fiel al gobierno pero sí al país”.
Dio a conocer las cifras de producción nacional y la situación del entorno mundial y el aumento de la población, y afirmó que con las importaciones “se maquilló” una realidad que implicó el “oportunismo de muchos para generar la corrupción, y eso hay que reclamarlo”.
Al igual que el presidente del gremio de veterinarios y el de Fedeporcina Táchira, quienes lo siguieron en sus intervenciones, habló de la falta de agroquímicos y medicinas para el sector agrícola y pecuario. 
Aguilar destacó entre otras cosas que van ocho meses del cierre fronterizo y “no se acabó con el desabastecimiento” y se pronunció porque se abran los puentes, debido a que el 70 por ciento del comercio en la frontera tiene cerradas las puertas.
“El Táchira tiene que hacerse sentir, lo tienen completamente abandonado, y eso no debe ser”.
Rosales agregó que “no nos queda otra situación sino reclamar, alzar nuestra voz de protesta al Gobierno nacional por las políticas económicas que nos están destruyendo, porque lentamente, en una política sistematizada nos está llevando a la ruina de todos los productores. 
Hoy día no conseguimos como alimentar nuestros animales, se están muriendo en la granja, no tenemos medicinas y esa realidad que no escapa a la realidad del campo y la producción del campo y la población, y mi llamado es a no sufrir como mujer lo que no hemos podido defender como hombres”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario