EL CAMPO VENEZOLANO



"SI EL CAMPO CRECE, TODO EL PAIS CRECE, SI AL CAMPO LE VA BIEN, A TODA VENEZUELA LE VA BIEN"

23 nov. 2015

Productores lácteos ven “inviable” la regulación

Producir un kilo de queso solo con la materia prima básica en ocho kilos cuesta Bs. 936. Variables inflacionarias cercan la producción ganadera en Perijá y sectores de comercialización de producción cierran generando pérdidas de dos y tres por ciento por cuentas incobrables.
Sugey Díaz   La Verdad

Alimentación, gastos de personal y de maquinaria elevan los costos de producción de las fincas lecheras. 
Agrupan más de 50 por ciento de los montos de la estructura. 
Una fuente del sector lácteo señaló que los ajustes de salario decretados por el Gobierno impactaron en los gastos de personal. 
Así también adquirir alimentos concentrado para las vacas lecheras y conseguir los repuestos para los tractores y equipos utilizados en la ganadería.
El empuje de los costos elevó el precio de la leche cruda a 117 bolívares por litro. 
En Perijá se afincan las variables. Lo que está encareciendo el queso y derivados del lácteo. 
La fuente, que pidió reservas de identificación porque el precio no es el regulado ya que “es imposible sostenerlo”, explicó que la industria pequeña y mediana aumentó en 2015 partidas que significan “pérdidas”. Y es que entre dos y tres por ciento se registran cuentas incobrables. 
“Al distribuirle el producto a una bodega o negocio de emprendedores, dejando a crédito por una semana o días, para que puedan comercializar, cuando vas a cobrarles ya no están. Cerraron porque no puede soportar la inflación”, precisó.
Advirtió que a finales de año el litro de leche a puerta de corral tenderá a 180 bolívares, significando mil 440 bolívares para producir un kilo de queso al utilizar casi ocho litros de leche para un kilogramo de semiduro. 
Hasta ahora producirlo ronda los 936 bolívares. “Sin considerar las otras materias primas que se necesitan para hacerlo”.
En las fincas, los productores, unos agrupados en Confagan y otros en Fedenaga, se las ingenian para minimizar costos. 
Pero es “imposible” porque la escasez de insumos agropecuarios presiona precios. 
Un ejemplo simple se ubica en el mercado: el matagusano que costaba 300 bolívares se consigue a dos mil bolívares.
El caso de los repuestos para las unidades que se requieren para movilizar la leche o harán la tierra para sembrar el pasto que se comerán las reses tienen variaciones inflacionaria de escándalos. 
Un caucho que rondaba los mil 800 bolívares para un vehículo, se facturan a 40 mil bolívares. 
Precio de la leche a final de año tiende a cerrar a 180 bolívares por litro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario