EL CAMPO VENEZOLANO



"SI EL CAMPO CRECE, TODO EL PAIS CRECE, SI AL CAMPO LE VA BIEN, A TODA VENEZUELA LE VA BIEN"

12 nov. 2015

La soya, alimento de consumo moderado

Solo en 100 gramos (g) de soya hay 36,5 g de proteínas, 15 g más que en la misma cantidad de carne de ganado vacuno, según una tabla disponible en el portal web de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, siglas en inglés).

b_300_200_16777215_00_images_Internacional_soja.jpg
El Universo   Visión Agropecuaria

Esta es una de las características que convierten a la soya en una de las alternativas alimentarias, a propósito del anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el riesgo de sufrir cáncer por las carnes procesadas.
En Guayaquil, supermercados ofrecen carnes y embutidos a base de este poroto, que según registros históricos se lo consume desde hace unos 5 mil años. 
También hay emprendimientos particulares con este grano, con el cual se hace comida rápida, como hot dogs y hamburguesas.
No obstante, la nutricionista Martha Ríos indica que si bien la soya goza de un gran valor nutricional, el consumidor debe considerar que hay que constatar si el producto que está adquiriendo está elaborado con proteína de soya aislada o texturizada, es decir, que no contenga altos niveles de grasa omega 6.
“Cuando elevas mucho el consumo de omega 6, las personas tienden a desarrollar procesos inflamatorios en las células (…). Eso indican en los empaques (del producto)”, dice. 
La especialista cuenta que recomienda no consumir carne y otro tipo de alimentos de soya elaborados de forma artesanal porque se estaría ingiriendo gran cantidad de omega 6 (porque no pasan por el proceso industrial para retirar este tipo de grasa).
Agrega que la soya puede reemplazar a una proteína de origen animal, pero no se debe dejar de lado un buen carbohidrato, es decir, que produzca poca insulina al consumirlo.
En la ciudad hay varios negocios que ofrecen comida a base de soya u otro tipo de alimento no animal.
Sarah Vélez, dueña de Magdalena’s Bakery, vende en redes sociales hot dogs con salchichas de soya, submarinos de albóndigas de quinua y trigo, además de dulces.
Bethsy Buitrón, propietaria de Camellias Tea, expende en V. E. Estrada 706B y Ficus, en Urdesa, sándwiches de berenjena, hamburguesas de fréjol y otras recetas. 
También aconsejan no excederse en el consumo de soya.
Una alimentación balanceada, con carnes y vegetales, sugiere el gastroenterólogo Carlos Robles, director del Instituto Ecuatoriano de Enfermedades Digestivas y presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Gastroenterología.
“El exceso de alimentos puede producir ciertos daños. No hay que alarmar a la población y decir no coma carne, coma soya (…). De repente empezamos a ver daños orgánicos”, detalla el galeno. (F)
Más datos
Salud del consumidor
Porción
Se sugiere ingerir máximo tres veces por semana productos a base de soya que no superen los 4 g de grasa por porción.
Enfermedades
El exceso de grasa omega 6 provoca colitis, problemas cardiovasculares y gastritis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario