EL CAMPO VENEZOLANO



"SI EL CAMPO CRECE, TODO EL PAIS CRECE, SI AL CAMPO LE VA BIEN, A TODA VENEZUELA LE VA BIEN"

29 mar. 2015

Omar El Chumary: Urge que el Gobierno dé respuestas al sector agrícola


Kristal Lima  Ultima Hora Digital


El presidente de Fedecámaras Portuguesa, Omar El Chumary, hizo un llamado a los organismos estatales y representantes del Ejecutivo nacional, a darles respuesta a los productores en lo que concierne a la definición del precio del ajonjolí y a garantizar las condiciones para el nuevo ciclo de invierno que está por comenzar.
“El ciclo norte-verano está culminando y los agricultores se encuentran en posición de riesgo, ya que el Gobierno nacional hasta la fecha no se ha abocado a definir el precio del ajonjolí, por lo que es necesario que se pronuncien lo antes posible en torno a esta situación”, expresó.
Del mismo modo, dijo que está por comenzar el ciclo invierno y tampoco están garantizados los insumos para la siembra, según lo han expresado los voceros de gremios como Fedeagro, debido a que no hay semilla, existen problemas con la distribución de fertilizantes, hay escasez de repuestos para maquinaria, y la vialidad presenta avanzado deterioro.
“Urge que las autoridades competentes den respuestas inmediatas y dejen de sumar problemas, ya que el sector productivo en Portuguesa está abocado a brindar soluciones para lograr la reactivación de la economía del país”, finalizó El Chumary.
Nuevamente La Sundde Corrige La 

Providencia Administrativa # 38/2015

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE) corrigió nuevamente el dia Miercoles 25-03-2015, la Providencia Admistrativa # 38-2015 referente a los precios para la Carne a nivel de Productor (Ganado en Pie), Centro de Beneficio, Carne en Canal,  y las diferentes visceras bovinas.

Con El Campo Siempre   


La Corrección es La Siguiente:








En un 60% se ubica la escasez de alimentos

Maria Beatriz Parilli   Ultima Hora Digital

La dirigencia nacional de Un Nuevo Tiempo (UNT) urge a que haya un cambio del modelo agroalimentario en Venezuela, ante lo que consideran la destrucción de las unidades de producción del país, lo que ha ocasionado la paralización del 60% de la generación de alimentos y el aumento del 70% de las importaciones.
Fernando Camino, secretario nacional de productores de UNT, a través de un comunicado, hizo énfasis en que la crisis agroalimentaria ha generado escasez y desabastecimiento, por la mala aplicación de políticas públicas y la intervención de 4 millones de hectáreas de tierras que, en su mayoría, están improductivas.
El dirigente político aseguró que la escasez de alimentos se ubica en un 60%. “Entre los más escasos se encuentra la harina de maíz precocida, en un 89%; el aceite de maíz, en un 95%; leche en polvo, en un 90%; café, en un 94% y carne, en un 64%”, dijo.
UNT propone al Gobierno tomar medidas urgentes, con la implementación de mecanismos legales para garantizar la seguridad del medio rural, brindar garantías a los productores sobre sus propiedades y bienes, e indemnizar las fincas y empresas “tomadas arbitrariamente”.
Camino considera que el Ejecutivo debe descentralizar la aplicación de políticas públicas y de inversión oficial, para dirigirla al fortalecimiento del desarrollo social del sector rural y la producción agrícola, con especial énfasis en la infraestructura social y en las áreas de financiamiento, comercialización, investigación y transferencia de tecnología.
“Existe la necesidad de concertar con los sectores de la producción de alimentos, las políticas que se deben definir para combatir la escasez y el desmedido aumento de los precios, así como la reducción de las importaciones”, agregó Camino.

Declaran insostenible situación del sector arrocero nacional

Resultado de imagen para semillas de arroz
Ultima Hora Digital

El desabastecimiento generalizado de agroquímicos y fertilizantes, repuestos y partes de maquinarias y equipos; la distorsión y deterioro progresivo de los mecanismos de distribución de los agro insumos que trajo como consecuencia una desatención generalizada de los cultivos en el ciclo verano; el marcado retraso en la cancelación de los subsidios establecidos por el estado, como medida compensatoria en el marco de la política de precios, fueron algunas de las razones que resumen la primera asamblea de productores arroceros de Guárico, Cojedes, Barinas y Portuguesa celebrada en éste último estado el pasado 4 de marzo. 

La amenaza latente sobre el presente y futuro de la oferta de variedades de arroces y de los avances en materia de híbridos, si se aprueba la Ley de Semillas sigue siendo la preocupación de los agricultores y las asociaciones, quienes han denunciado entre otras cosas, el excesivo régimen de permisología a nivel primario comercial y agro industrial que paraliza la gestión productiva y han constatado el deterioro progresivo de los sistemas de riego Río Guárico y Las Majaguas. 

Fuaz Kassen, presidente de la Federación Venezolana de Organizaciones Productoras de Arroz (Fevearroz), señaló que la cosecha de verano se asumió en medio de una inflación “incontenible” que impactó drásticamente la estructura de costos.” El Ejecutivo no se molestó ni en revisarlas, a sabiendas de la existencia de la Ley de Costos y precios Justos, y esto trajo como consecuencia una reducción del 40 % de la cosecha de verano”, dijo.

Según el dirigente gremial, los resultados de este ciclo son precarios, motivado a que no se atendió agronómicamente el cultivo, no se fertilizó debidamente, no cuentan con el tren de maquinaria requerido y los productores están atrasados financieramente. “No se ha cancelado el arroz entregado entre el 1 de agosto y el 17 de septiembre del año 2014”, agregó, refiriéndose además al desfasado patrón de financiamiento arrocero en la banca pública y privada.

-Fevearroz con el compromiso de velar por los intereses de los productores y los consumidores, levantó un acta que fue consignada en el Ministerio de Agricultura y Tierras el 10 de marzo, donde se solicitó al ministro José Luis Berroterán una respuesta a los problemas por los cuales está atravesando el sector arrocero, recordó.

Kassen destacó que en vista de la situación que cada día se agudiza, están convocando a los agricultores a una asamblea simultánea en los estados Portuguesa y Guárico, en las sedes estadales del Ministerio de Agricultura y Tierra, Araure y Calabozo, respectivamente, el lunes 30 de marzo a las 9:00 a.m. 

Déficit de insumos y mano de obra son el común denominador del agro


Maria Beatriz Parilli   Ultima Hora Digital

Los conocimientos teóricos de los estudiantes de 7mo a 9no semestre de Ingeniería Agrónoma de la Universidad del Zulia (LUZ), fueron complementados con un día de campo realizado junto a especialistas técnicos de la Sociedad de Cañicultores del estado Portuguesa (Socaportuguesa), en un predio asistido por esa organización agrícola, en la parroquia Payara del municipio Páez.

Luego que los técnicos de Socaportuguesa les explicaran parte de la labor que llevan a cabo, los estudiantes -dirigidos por el docente de la cátedra de Manejo Integrado de Maleza de la Facultad de Agronomía de LUZ, profesor Werner Gutiérrez- fueron a uno de los predios donde el gremio ha obtenido buenos resultados en la siembra de caña de azúcar.

“Socaportuguesa es un ejemplo a seguir en Venezuela. Para nadie es un secreto que sus rendimientos de caña por hectárea están por encima del promedio nacional y eso se debe al desarrollo de sus departamentos técnico y de investigación que día a día hacen mejoras para poder mantener la productividad en el campo. A pesar de la situación compleja que vive el cultivo con el suministro de insumos, ellos ofrecen alternativas a los agricultores sin menoscabar la producción”, dijo Gutiérrez.

Antes de conocer la experiencia en cuanto al manejo de caña de azúcar, los estudiantes hicieron lo propio con otros cultivos como las plantaciones de frutales y musáceas del Sur del Lago, en Zulia, así como la palma aceitera, mientras que en los próximos días visitarán campos sembrados con hortalizas y cereales.

En esas experiencias, el denominador común manifestado por los productores a la comunidad estudiantil, es el déficit de insumos como fertilizantes, herbicidas, fungicidas e insecticidas, además de la precaria mano de obra con la que tienen que asistir los cultivos y la falta de un precio justo para las cosechas, según indicó Gutiérrez.

“También es notorio que estos rubros son deficitarios. Venezuela tiene el potencial, las tierras y las condiciones para autoabastecerse. En el caso del azúcar, ya sabemos que este año vamos a estar importando el 70% de nuestras necesidades y nos duele ver que se esté perdiendo caña en el campo por deficiencias de algunos centrales y el déficit en transporte y cosechadoras”, sostuvo el también asesor agroalimentario.

Aportes

Conocidas estas experiencias, al final del semestre los estudiantes podrán exponer los aportes y sugerencias con los que creen que se podría solventar parte de los problemas que enfrenta el sector agrícola y que deben ser tratados entre el Gobierno, productores, las universidades y los centros de investigación, de acuerdo con lo referido por el profesor Werner Gutiérrez.

“Nuestros muchachos están conociendo la realidad en el campo para que puedan proponer soluciones y alternativas en cada cultivo. Portuguesa para nosotros es un modelo a seguir en diferentes rubros y, por ello, propiciamos encuentros con el sector, ante la necesidad de que nuestros ingenieros agrónomos salgan de las aulas comprometidos con el desarrollo agropecuario del país”, afirmó.

Sigatoka negra arrasa con 40 mil hectáreas de plátano en Sur del Lago

platano1
Kenald González Wilhelm  Versión Final

Los productores de plátano del Sur del Lago de Maracaibo están alarmados por la incidencia y severidad de la“Sigatoka negra”, una plaga que infecta unas 40 mil hectáreas de plátano ocasionando perdidas millonarias.
En los municipios Colón y Francisco Javier Pulgar del Zulia se ubican las principales plantaciones del rubro infectadas por el hongo y que tiende a agravarse con la llegada de las lluvias en los próximos días, según denunciaron el diputado de esta región ante la Asamblea Nacional (AN), Freddy Paz, y el productor de la zona Rafael Urdaneta.
El agricultor aseguró que ya no hay exportaciones de plátanos por que todo el fruto “hasta el que llega a Maracaibo está enfermo”

“Nosotros tenemos que hacer piruetas para tratar de salvar las cosechas, en todo el país hay plagas. No tenemos ni fungicidas para tratarlas”, denunció Urdaneta.

Asimismo, acotó que tienen que ir hasta Cúcuta para comprar los plaguicidas y fungicidas para tratar las plagas que asechan a los sembradíos de la localidad. El productor aseveró que otro motivo de la baja producción, manutención de las cosechas y plagas es la falta de mano de obra en el sector. 

“Nos hemos quedado sin trabajadores de las tierras, el campo ha sido abandonado, todos se han ido a bachaquear buscando rentabilidad”.

El diputado por Un Nuevo Tiempo (UNT) ante la AN, Freddy Paz, fustigó la gestión del Gobierno nacional ante la situación del sector agrícola del país. “El Gobierno ha acabado con todo el aparato productor del país. 

Los recursos no llegan a su destino a estos municipios verdaderamente importantes, no llegan ni los plaguicidas ni demás químicos necesarios para el control de plagas en los sembradíos”.
De igual manera, alertó al Ejecutivo a que ponga la mirada en las zonas productivas del país. “Exijo al Gobierno que se pónga a trabajar y a recuperar los sectores productivos de Venezuela, necesitamos recursos (…) esto es una situación dura para los productores”.
Paz explicó que el Gobierno acabó con las empresas de exportación de plátano que se ubicaban en el Sur del Lago a causa de las expropiaciones. “Aquí existían empresas internacionales que se encargaban de la exportación del fruto que ayudaban hasta al pequeño productor, todas están arruinadas después de la expropiación”.

Venezuela: La mirada del gobierno sobre la lechería

Contrabando en Venezuela: “Un camión de leche deja más dinero que la cocaína”

Informe Especial.


El tráfico ilegal de alimentos que faltan en Venezuela son vendidos a precios hasta 27 veces más altos en Colombia bajo la mirada cómplice y sobornada de las fuerzas de seguridad.

Carga. La policía bolivariana, durante un operativo en San Antonio para reprimir el contrabando./ AP
Jacobo García  AP  Clarin


En una discreta bodega venezolana, muy cerca de la frontera con Colombia, se esconden varias toneladas de arroz, empacadas y listas para pasar de contrabando al otro lado. Hoy es arroz pero mañana será salsa de tomate, leche, pasta de dientes o máquinas de afeitar.
El jefe de esta operación, un contrabandista que luce barba de tres días, ropa deportiva y trabaja para un sujeto que apoda el “Carteludo”. Ambos coordinan el transporte de las toneladas del grano y de otros productos sin despegarse de un celular al que no dejan de llegar mensajes de texto que confirman que otro cargamento viene en camino de Caracas.
“Mover un camión de leche deja más dinero que la cocaína”, dice el contrabandista, que prefiere no dar su nombre por miedo a ser identificado y detenido. Se inició en este negocio transportando gasolina de un lado a otro y hoy maneja una red de unas 150 personas dedicadas al tráfico ilegal de alimentos.
Mientras los venezolanos hacen largas filas frente a los supermercados para conseguir productos de primera necesidad, los contrabandistas están en auge por la diferencia de precios entre los dos países. 
Un kilo de arroz cuesta en Venezuela 26 bolívares, US$ 10 centavos. Pero en Colombia vale 15 veces más. Un dentífrico cuesta hasta 27 veces más.
La gasolina también es un gran negocio. Un galón (cuatro litros) de combustible no cuesta ni un centavo en Venezuela donde su precio es subsidiado, en comparación con los tres dólares de Colombia. 
El gobierno calcula que las pérdidas por el tráfico ilegal de combustible oscilan entre 50.000 y 100.000 barriles al día, lo que supone unos US$ 3.000 millones al año, 1,5% del PBI venezolano. 
“Es el problema de vivir en el país más barato del mundo”, dijo a AP el gobernador de Táchira, José Gregorio Vielma Mora. “Un 30% de los alimentos del país salen ilegalmente”.
Hugo Chávez impuso hace 10 años una política de control de precios. Pero una economía petróleo dependiente como la venezolana, víctima de mala gestión y azotada por la caída del precio del crudo, sufre escasez de divisas para importar productos básicos. Así con la depreciación del bolívar frente al dólar, revender productos básicos al otro lado de la frontera devino en un negocio irresistible.
El gobierno de Nicolás Maduro atribuye el desabastecimiento a una “guerra económica” impulsada por EE.UU. y las élites del país, de la que, dice, el contrabando forma parte. 
Para ello ha desplazado más soldados a la porosa frontera con Colombia de 2.200 km; ordenó cerrar la aduana por la noche y aumentar las penas para los contrabandistas. 
También comenzó a instalar 20.000 “capta-huellas” para racionar los productos que una persona puede adquirir.
En los últimos siete meses, el gobierno ha decomisado 12.000 toneladas de productos de contrabando, desde fertilizantes a comida para animales o mayonesa. 
Según el general Efraín Velasco, responsable militar en la frontera, “lo decomisado es suficiente para alimentar durante 15 días a los 1.700.000 habitantes de Táchira”.
Pero el contrabando vive su mejor momento porque detrás hay una enorme red de corrupción que involucra a las mal pagadas fuerzas de seguridad de Venezuela. 
Una cadena que empieza en Caracas y termina en la aduana de San Antonio del Táchira, en la frontera, a 20 horas en camión. Un entramado en el que están implicadas todas las fuerzas que vigilan las carreteras: la Guardia Nacional, la Policía Nacional Bolivariana, el departamento de inteligencia SEBIN y miembros del ejército, que reciben en cada puesto de control de la carretera sobornos que varían entre 10 y 40 dólares por carga, cantidades nada despreciables en Venezuela.
La ley ha hecho del transporte de alimentos una operación tan vigilada como mover el tesoro nacional. 
Pero los contrabandistas superan los controles falsificando la documentación. Una empresa fantasma compra la mercancía en Caracas, Valencia o Maracay. 
En la guía, el documento imprescindible para circular con alimentos, dice que el destino final es San Cristóbal. Pero los contrabandistas alteran esos papeles subestimando la cantidad transportada, o cambiando el destino o el origen del embarque.
Delante del camión de carga viaja otro vehículo conocido como “la mosca”, la persona encargada de pagar los sobornos y abrir las puertas en los 20 puestos de control establecidos en la capital y la frontera. 
Un mensaje de texto confirma que todo sigue su rumbo y el contrabandista anota cada pago en un sencillo cuaderno de espirales, según pudo ver la AP.
Durante el viaje de unos 650 kilómetros, se paga unos 80.000 bolívares o alrededor de US$ 300: 2.000 bolívares a la Guardia Nacional en Barinas, donde nació Chávez, 7.000 en Capitanejo, 10.000 al entrar al estado del Táchira. Son más de 20 pagos.
El mensaje de texto que pudo ver la AP confirma que viene en camino un nuevo cargamento y que todos los “peajes” ya “están cuadrados”, en alusión a las coimas y que la Ford 8-15 con la carga llegará sin problemas a San Cristóbal.
El soborno más costoso se paga en San Antonio, la última ciudad en territorio venezolano, donde paramilitares controlan el paso y los riesgos son más altos. La zona es una de las más peligrosas de América Latina, donde conviven narcos, guerrilleros y bandas criminales.
De las 653 personas arrestadas en Táchira en los últimos siete meses, 614 son civiles y 39 son militares. Esto último es “inédito” porque “antes no se detenía a ninguno”, explica el general Velasco.
Unas cuadras antes de la aduana de San Antonio, los contrabandistas se desvían y toman un camino de baches y piedras dominado por grupos paramilitares. 
A diferencia de los cruces fronterizos más concurridos, donde las autoridades toleran que los lugareños pobres oculten productos en sus motocicletas, el control de los paramilitares en esta tierra de nadie es ideal para estos contrabandistas.
En sólo 15 minutos, después de atravesar el río Táchira, toda la mercancía llegará a “La Parada”, un polvoriento barrio a las afueras de Cúcuta, sexta ciudad más grande de Colombia. 
Se trata de un montón de calles donde miles de personas compran y venden de todo. Negocios millonarios se cierran en camiseta de tirantes sobre una mesa de plástico. Comerciantes de todo el país llega para adquirir papel higiénico, jabón o los preservativos que escasean en Venezuela pero que luego se venderán en Colombia. 
La travesía por tierra que empezó en Venezuela termina a pocos metros de aquí, junto a la tienda de un hombre con un ojo de cristal, conocido como “El Pescado”, uno de los mayores compradores de la zona.
Vestido con una camiseta del Barcelona, otro contrabandista, de 26 años, explica que hace dos años trabajó para “El Pescado”. Unas veces llevaba perfumería, otras comestibles y otras grandes montañas de dinero. 
Hace dos años introdujo un camión de leche pero después de tantos días el producto se descompuso. “Fuimos a un galpón en Cúcuta y la vaciamos. Yo me encargué de quitar los bichos con una pala y la re-empacamos de nuevo para vender en Colombia’’, recuerda entre risas.
“Antes esta era la frontera que más droga decomisaba de América y ahora no incautamos nada. ¿Por qué? Porque se han pasado al contrabando de alimentos’’, explica el gobernador del Táchira, Vielma Mora. Mientras tanto, el contrabandista mira nervioso la cascada de mensajes de texto que siguen entrando en su teléfono. 
Según el general Velasco, el contrabando ha cambiado el rostro de San Cristóbal y ya nadie quiere trabajar porque prefiere dedicarse al tráfico de alimentos. 
Pero los mismos contrabandistas en Táriba, San Antonio o el barrio de El Carmen, de San Cristóbal, donde llegan y salen los camiones, dicen que nunca habían trabajado tanto.

Cinco estados de Venezuela, sin carne de res ni pollo

Dueños de carnicerías están en huelga, pues dicen que no pueden vender sus productos al precio impuesto por el Gobierno. 















Beatriz Adrian  Noticias Caracol    Ver Video Completo.

La situación económica venezolana es dantesca

Beatriz Rojas   El carabobeño

Más de 50 países implementaron el socialismo y la suma de su existencia da los 2 mil años de experiencia fracasada, algo que no pareciera ser suficiente para los representantes del Gobierno nacional, que intentan por todos los medios imponer ese sistema en Venezuela, sostuvo Francisco José Chirinos, presidente del Colegio de Economistas del Distrito Capital y el estado Miranda.
Los ciudadanos, como ha ocurrido en algunas oportunidades, no pueden responsabilizar a los economistas de la crisis económica que se vive en el país, por cuanto quienes han dirigido a la nación en los últimos 15 años no son profesionales del área, resumió el también docente universitario.
Como ejemplo citó a Jorge Giordani, exministro de Cordiplan, quien es ingeniero eléctrico. “Giordani está raspa´o en economía y en ingeniería eléctrica, porque ha llevado al país de un fracaso a otro”, sentenció durante una charla este sábado en la Universidad Carabobo, en el área de postgrado de Faces.
En la cita, Chirinos analizó la situación económica de Venezuela desde 1958 hasta la actualidad, basándose en el libro Del Pacto de Punto Fijo al Pacto de La Habana, del cual es uno de los actores. Refirió que en la nación desde el año 1958 a 1998 creció el Producto Interno Bruto aceleradamente, a un ritmo superior al 5 por ciento interanual, durante más de 30 años. Esto le permitió pasar de ser un país semirrural a uno en vías de desarrollo, con una creciente clase media.
Durante los 40 años de República civil hubo un crecimiento en todas las áreas, con un precio promedio del barril de petróleo, de 12 dólares y un ingreso de 425 mil millones de dólares.
Tras comparar el precio promedio del petróleo en los últimos 15 años, de 60 dólares por barril, con un ingreso de un billón 500 mil millones de dólares, concluyó que la situación económica actual del país es dantesca.
El especialista precisó que la deuda de Venezuela está por el orden de los 280 mil millones de dólares, mientras que sus reservas internacionales se estiman en 20 mil millones de dólares, por lo que sería imposible pagar en estos momentos.
Noruega, país petrolero, a pesar de tener una población menor a la de Venezuela, tiene reservas por el orden de 850 mil millones de dólares, comparó. Las reservas de Kuwait son de 500 mil millones de dólares y las de Arabia Saudita superan el billón de dólares. Las de Venezuela deberían ser de uno 400 mil millones de dólares.

Para 2015: Estiman en 1,26 millones  

de toneladas producción agroalimentaria


Juan B. Salas   El Impulso

En más de 1,26 millones de toneladas métricas, proyectan la producción agroalimentaria para el 2015, en tanto que en el 2014 superó las 756.000 toneladas y en el 2008 el Estado venezolano solamente producía 316.000 toneladas.
La información la dio a conocer el ministro saliente para la Alimentación Yván Bello, durante la presentación al nuevo titular del despacho, Carlos Osorio, de un balance de gestión, durante la primera reunión que sostuvo el ministro con los viceministros, gerentes generales de entes y directores generales de la cartera.
Bello también precisó que en el área del procesamiento agroalimentario, para el año 2014 fue de 1.5 millones de toneladas métricas y que para este año se espera que ascienda a más de 2,3 millones.
Entre la transformación estructural que ha tenido el ministerio, Bello destacó la creación de la Corporación de Producción, Distribución y Mercados de Alimentos (CorpoPDMercal) para avanzar en la articulación entre las empresas de las áreas de competencia.

Crean Comisión Agroalimentaria

Diseñar y proponer un plan de acción y fiscalización en toda la cadena de distribución y comercialización, para elaborar políticas a nivel nacional, con el propósito de garantizar el abastecimiento oportuno y permanente de alimentos del pueblo venezolano, es una de las funciones de la Comisión Presidencial Agroalimentaria, creada mediante el Decreto N° 1.678 publicado en la Gaceta oficial N° 40.629, de fecha 26 de marzo, que circuló este viernes.
La Comisión, creada por el Ejecutivo tendrá carácter permanente y deberá garantizar la seguridad y soberanía alimentaria del pueblo venezolano mediante el fortalecimiento del aparato agroproductivo del país.
La presidencia estará a cargo del tercer vicepresidente para la Seguridad, Soberanía Agroalimentaria y el Abastecimiento Económico, Carlos Osorio, y abarca a representantes del Gobierno Nacional, así como de sectores productivos privados.
FEDENAGA QUEDO EXCLUIDA.

Gaceta 40.629: Crean Comisión Presidencial Agroalimentaria










Finanzas Digital
La Presidencia de la República emitió un decreto en la Gaceta Oficial N° 40.629 de este 26 de marzo de 2015, mediante el cual crea la Comisión Presidencial Agroalimentaria, la cual estará presidida por el Tercer Vicepresidente para la Seguridad, Soberanía Agroalimentaria y el Abastecimiento Económico, Calor Osorio.
El Decreto N° 1.678 señala que dicha comisión tendrá carácter permanente, y tendrá por objeto establecer la coordinación entre los órganos y entes del Estado, las empresas y demás formas asociativas del sector privado y las distintas instancias de organización y participación social, a los fines de garantizar  seguridad y soberanía agroalimentaria.
Para lograr su objetivo la comisión se abocará al  financiamiento y estímulo al productor, la  infraestructura, vialidad rural, sistema de acompañamiento integral, ciencia y tecnología para los productores agrícolas, maquinarias; sistemas de riego y fuentes de agua, así como la importación, producción y distribución de insumos y maquinarias, en el marco del Plan Siembra 2015.
La Comisión Presidencial Agroalimentaria estará presidida por las siguientes autoridades:
1.-El Ministro del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, José Berroteran.
2.-El Ministro del Poder Popular para la Alimentación, Carlos Alberto Osorio Zambrano.
3.-Presidente del Centro de Comercio Exterior (CENCOEX), Rocco Albisinni Serrano.
4.-El Superintendente Nacional de Gestión Agroalimentaria (SUNAGRO), Homar Farahón Viera Rodríguez.
5.-El Presidente de la Empresa Agropecuaria de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (AGROFANB), José Gregorio Aguilera Contreras.
6.-El Gobernador del estado Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo.
7.-El Gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora.
8.-El Gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas.
9.-El Gobernador del estado Apure, Ramón Carrizales.
10.-El Gobernador del estado Mérida, Alexis Ramírez.
11.-El Gobernador del estado Guárico, Ramón Rodriguez Chacín.
12.-El Diputado Hiram Gaviria.
13.-El Diputado Braulio Álvarez.
14.-El Diputado Jesús Cepeda.
15.-El Presidente de la Confederación de Agricultores de Venezuela (FEDEAGRO), Antonio Pestana.
16.-El Presidente de la Confederación Bolivariana de Ganaderos (CONFAGAN), José Agustín Campos.
17.-El Presidente de la Federación Nacional de Avicultura de Venezuela (FENAVI), Francisco Tagliapetra.
18.-El Presidente de la Asociación Nacional de Supermercados y Autoservicios (ANSA), Luis Rodríguez.
19.-El Presidente de la Cámara Venezolana de Industrias de Alimentos (CAVIDEA), Pablo Baraybor.
20.-El Presidente de la Cámara de Industriales Lácteos (CAVILAC), Roger Figueroa.
21.-El Presidente de Ia Asociación Bancaria de Venezuela (ABV), Arístides Maza Tirado.
22.-El Presidente de las Pequeñas y Medianas Empresas Avícolas (PYME’s Avícolas), Simón Leal.
23.-El Presidente de la Asociación Bolivariana de Industriales de Café (ABICAF), Nelson Moreno.
24.-El Presidente de la Federación de Ganaderos de la cuenca del Lago de Maracaibo (FEGALAGO), Armando Chacín.
25.-Representantes del Consejo Presidencial de Campesinos y Pescadores.
El decreto señala que la comisión contará con la asesoría de todas aquellas personas naturales o jurídicas pública y privadas que considere conveniente.
Dentro de las atribuciones de la Comisión Presidencial se encuentran proponer, dentro del marco del Plan Siembra 2015 las estrategias necesarias que permitan atender la producción agrícola, estableciendo la situación de la producción nacional, las importaciones y las coberturas de los rubros alimenticios “para clarificar los hechos que dificulten su obtención, a los fines de garantizar el abastecimiento de alimentos de la población venezolana”.